VISITAS AL BLOG.

¿CÓMO EVALUAR EL DESEMPEÑO DE LAS MAESTRAS Y MAESTROS EN EDUCACIÓN PRIMARIA?



El proceso de evaluación docente de educación básica, es inacabado y en proceso de perfeccionamiento, así como trascendental y provechoso para la mejora educativa si se plantea desde un enfoque integral y contextualizado, desde mi punto de vista.

Durante los siguientes dos años, estaré trabajando en un proyecto de investigación educativo como parte de mi tesis de posgrado, el cual surge del problema de investigación: ¿Cómo evaluar el desempeño de las maestras y maestros en educación primaria desde un enfoque integral y contextualizado en el municipio de colima? sobre el cual estoy muy interesado por los resultados y alcances que puede tener, con la objetividad como máxima para cada elemento del proceso que lo conformará.

Mi proyecto nace de inquietudes propias al ser docente (tema abordado en publicaciones anteriores de este  mismo blog), de los comentarios que percibo en charlas con otros docentes, así como de algunas participaciones específicas en foros y conferencias con las cuales he podido coincidir por interés propio al revisar materiales vía internet.

La primera participación a la que me refiero sucedió en la Conferencia Magistral: “La evaluación en el proceso de diseño, seguimiento y logros de la Ruta de Mejora de las escuelas” impartida por la Dra. María Antonia Casanova experta en Evaluación Docente en España organizada por la Secretaría de Educación del Estado de Colima como parte del 1er Foro Internacional de Educación “Escuelas conscientes: Comunidades ciudadanas” realizado durante este año, en la cual, a solicitud expresa de los profesores asistentes, por medio del Dr. Juan Carlos Yañez Velazco,  Director Adjunto del INEE en el Estado de Colima, pidió a la conferencista que comentara algo sobre el proceso de Evaluación Docente en España (lo cual se puede revisar a partir del tiempo 1:40:50 en el video), para lo cual ella comentó que en su país, los docentes se evalúan cuando ellos deciden ser evaluados para acceder a un mejor puesto de trabajo.

Así mismo, mencionó que en general a los docentes los evalúan los supervisores y supervisoras, para lo cual se les entrega con anticipación el protocolo (con una serie de indicadores) de cómo va a ser evaluado para que el docente conozca cómo debe trabajar en el aula, además de un examen que aplican cada dos años.

Por lo cual, el proceso de evaluación docente, según la especialista, consiste en lo siguiente:

I.- ENTREVISTA CON EL DIRECTOR (en el cual se pregunta sobre horarios, relaciones con los padres, cumplimiento en las aulas y rendimiento con los alumnos).

II.- ENTREVISTA CON EL MAESTRO (en el que se solicita y revisa documentación: programación de aula para el ciclo escolar, trabajos de los alumnos, cómo evalúa a los alumnos, qué metodologías utiliza, así como programación del ciclo escolar anterior).

III.- REUNIÓN CON REPRESENTANTES DE LAS FAMILIAS DE LOS ALUMNOS DEL MAESTRO (para ver qué opinión tienen del maestro, para saber si están conformes y si hay algún problema o no).

IV.- OBSERVACIÓN EN EL AULA DEL DESEMPEÑO DEL MAESTRO (con tiempo indefinido para corroborar si lo que el docente expresó en la entrevista lo lleva a la práctica, ver cómo trabaja en el aula así como el ambiente en el salón de clase).

Además, mencionó que si cada 6 años los maestros presentan el justificante de 100 horas de capacitación se le paga un poco más.

Por otra parte, en su artículo “Replantear la evaluación docente” publicada el día sábado 10 de septiembre del 2016 en el periódico el Universal, el Dr. Eduardo Backhoff Escudero Consejero de INEE, menciona que:

En el nuevo Modelo de Evaluación Docente (ED), los cinco grandes ejes que articulan este replanteamiento de la evaluación son: 1) que gran parte tenga lugar en la escuela (relacionándola con su entorno), 2) mejorar su contextualización (vinculándola con la práctica docente), 3) mejorar su pertinencia (buscando que refleje mejor las competencias docentes), 4) enfatizar la función formativa (ofreciéndole al docente capacitación y formación antes, durante y después  del proceso) y 5) hacer más accesible y amigable el proceso evaluativo.

Así mismo el Modelo de ED, consta de tres grandes etapas:

I.- INFORME DE RESPONSABILIDADES PROFESIONALES.

Para conocer el cumplimiento de las responsabilidades profesionales de los docentes, se utiliza un instrumento tipo encuesta que mide el comportamiento del docente en varias áreas de responsabilidad, tales como: asistencia y puntualidad, cumplimiento de sus  funciones docentes, participación en el Consejo Técnico  Escolar y comunicación con los padres de familia. Tanto la autoridad escolar como el propio maestro responden a esta encuesta (desde la escuela), cuyo objetivo es identificar fortalezas y espacios de mejora profesional del docente.

II.- ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE ENSEÑANZA.

La segunda etapa consiste en el diseño e implementación de un proyecto de enseñanza que atienda las necesidades de un grupo de alumnos en su contexto escolar, en la recolección de evidencias de aprendizaje de los estudiantes, así como en la reflexión sobre los alcances y limitaciones de esta planeación didáctica. El proyecto lo realiza el profesor en un lapso de tres meses y lo califican dos evaluadores independientes certificados por el INEE, de manera remota e independiente. Dichos evaluadores tendrán que ser de la misma entidad federativa, nivel educativo y modalidad escolar del docente que sea evaluado.

III.- EXAMEN DE CONOCIMIENTOS PEDAGÓGICOS Y CURRICULARES O DISCIPLINARIOS.

El tercer componente consiste en un examen de conocimientos pedagógicos y curriculares o disciplinares básicos. Se trata de un instrumento objetivo que se diseña para conocer las habilidades conceptuales y metodológicas que todo docente debe de poseer para impartir clases. El examen se administra por computadora en instituciones educativas (públicas y privadas) del nivel medio superior y superior. El docente podrá sustentar dicho examen en una sede cercana a su centro de trabajo, en el momento que mejor le acomode dentro de un periodo.

Tras lo anterior, te invito a que participes con base en tus experiencias y conocimientos, mencionando cuales son los elementos que debe integrar un proceso de evaluación docente para las y los maestros de educación primaria desde un enfoque integral y contextualizado, así como algunas características que consideres importantes como parte del mismo.

Te agradezco de antemano tu importante participación, pues el comentario que aquí publiques me será de gran utilidad para el proceso de generación de ideas e investigación en fuentes teóricas para la construcción de mi proyecto de investigación educativo de posgrado.

Bibliografía

Secretaría de Educación Colima. "Conferencia Magistral: María Antonia Casanova FIE2016". (A partir de 1:40:50). Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=PlSBHICm940


Backhoff, E. (10/09/2016)  “Replantear la evaluación docente”. El Universal. Recuperado de http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/articulo/eduardo-backhoff-escudero/nacion/2016/09/10/replantear-la-evaluacion

9 comentarios:

  1. Me parece muy interesante, hablar de una evaluación integral no es sencillo, como docentes evaluar a los alumnos es un trabajo que debe ser muy sistematizado en donde se consideren aspectos cualitativos y cuantitativos.
    Evaluar el trabajo docente es un gran reto. Ya que además del dominio conceptual y metodológico se debe considerar el contexto escolar y áulico. Creo que la mayor complejidad se encuentra en el quién y no en el cómo. Dado que la subjetividad puede ser el talón de aquiles del proceso de evaluación.

    ResponderEliminar
  2. Es un tema que es bastante complejo, las evaluaciones son muy sistematizadas, el cumplimiento de las responsabilidades profesionales de los docentes, siempre se esta supervisando el comportamiento del docente en todas sus áreas de trabajo y sus responsabilidades, como si fuera tan simple su asistencia y puntualidad, cumplimiento de sus funciones docentes, el trabajar en conjunto con alumnos, padres es todo un reto, y de igual manera nos invita a estar en constante capacitación, para continuar dando siempre dando lo mejor de nosotros los docentes y que podamos transmitir aprendizajes de calidad para nuestros alumnos y así formar un Colima con educación de calidad y docentes altamente capacitados, siempre me es grato leer sus artículos es información que nos invita a seguir capacitando e investigando. muchas gracias Mtro. Ramón Solórzano.

    ResponderEliminar
  3. Si bien hoy en dia la evaluacion de desempeño docente sera voluntaria, creo q es un excelente parametro para muchos docentes que quieran conocer sus capacidades ademas de traer con ello algun incentivo. Como parte formadora suena bien la evaluacion de desempeño siempre y cuando sea integral, apegada al contexto formativo y aulico. Se debe quitar el estereotipo que es un examen de castigo pero al mismo tiempo concluyo con muchos colegas, "si es un examen de conocimientos (tercera etapa) el cual se administra por medio de una computadora, por que no t arroja el resultado imediatamnte, de antemano se sabe que exite una base de datos" e ahi el desconfiar de muchos docentes. Saludos maestro Ramón.

    ResponderEliminar
  4. Hablando de evaluación docente como dices en tu artículo nos falta más capacitación antes, durante y después de la evaluación y hasta incluiría capacitación en lo que respecta al uso adecuado de las computadoras ya que algunos de los docentes Con más años de servicio tenían esa incertidumbre de realizar el examen en la computadora ya que hubo comentarios acerca de ese tema.

    ResponderEliminar
  5. Desde mi punto de vista debe ser un examen como hasta ahora se realiza: cuantitativo y cualitativo, donde se puedan detectar las necesidades de formación pero también las fortalezas para que sean los mismos docentes capacitadores de sus compañeros. Debe ir complementado con una observación de la práctica docente que permita verificar el desempeño en el aula y la calidad del mismo, ya que hay contextos, necesidades y situaciones tan diversas que no se pueden medir por medio de un examen o de una evidencia fotográfica. Las etapas que propuso el Servicio Profesional Docente me parecen adecuadas, más no suficientes, ya que dejan mucho margen para la duda y la especulación. Considero importante que debe haber acompañamiento por parte de tutores certificados que puedan fortalecer a los docentes que lo requieran y por añadidura dar pauta para avanzar a la mejora de los aprendizajes y al aumento de la calidad en la educación. Actualmente existe un equipo de tutores capacitados con los que se puede contar para capacitar a los docentes y fortalecer los procesos de evaluación, incluso apoyar los procesos de elaboración de evaluaciones.

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenas tardes Mtro. Ramón!

    Primero que nada muchas gracias por hacernos partícipes de este espacio de tan gran importancia para usted.
    He coincidido con usted en el enfoque que da en relación al contexto de evaluación.
    A mi corta experiencia como docente pero satisfactoria en realidad como fructífera, puedo comentar que no existe verdad absoluta que encierre un calificativo a nuestro que hacer como profesionistas. Me he dado cuenta que nuestros resultados son relativos en función de circunstancias y momentos.
    Cada docente se desenvuelve de acuerdo al desempeño y límites de sus alumnos y entorno. Y es ahí donde creo que se muestra un parámetro fundamental por el cual se ven los resultados de las capacidades, fortalezas y debilidades de un docente, es un concepto que no se puede evaluar sistemáticamente, pero para mí es el más importante…ver como los alumnos desarrollan sus capacidades entorno a las capacidades de sus maestros.
    El problema creo yo en parte, no es la evaluación, si no que evaluar y como.
    Se debería tomar parámetros tanto en el desarrollo cognoscitivo como el humano y de acuerdo al área, lugar y espacio en donde se desenvuelve el docente.
    Debería existir algún sistema de evaluación que determine también si la persona en proceso de adquirir una licenciatura o cargo ya sea en el ámbito social o político, cuenta con las aptitudes y cualidades necesarias para llegar a desarrollar su profesión de la manera más óptima cuando se incorpore a sus funciones.
    De esta manera se procuraría tener profesionistas ocupando cargos y desarrollando funciones acorde a sus capacidades.

    Atte: Karina B. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Considero que algo que le falta tanto al Modelo de evaluación actual como al que se propone que lo sustituya, es la observación del docente dentro del aula. Lo considero un aspecto muy importante, ya que no siempre lo que se dice en un papel concuerda con lo que sucede en el día a día.
    Estoy completamente de acuerdo en que es vital la evaluación docente, ya que necesitamos insumos para poder mejorar nuestro actuar, por esta razón es que he decidido participar ya en tres ocasiones en estos ejercicios de evaluación, sin embargo me queda a deber el INEE y la CNSPD, pues hubo puntos que en el papel, cuando salió la ley de SPD, se me hacían muy buenos; pero en la implementación ya no se llevaron acabo.

    ResponderEliminar
  8. La evaluación desde su enfoque implícito y por su propia naturaleza valorativa, de juicios críticos, objetivos y subjetivos es por sí misma un poco caótica. Soy partidario de la idea que la evaluación docente debe aterrizar en dos grandes ámbitos de gestión:
    1.- El perfil profesional y aspectos cognitivos: Contenidos disciplinares, enfoques, estándares curriculares, juicio valorativo del plan y programas de estudio vigente, uso y pertinencia de materiales educativos en el aula, habilidades profesionales, fines de la educación y competencias profesionales vanguardistas, innovación en la práctica docente y sobre todo lograr que los alumnos consoliden un aprendizaje para la vida y cumplir con los requerimientos de la sociedad; eso es CALIDAD EDUCATIVA. Cabe hacer mención que se deben de revolucionar de manera drástica los planes de estudio de las escuelas formadoras de docentes y su profesionalización. Hoy no solo queremos maestros con vocación y amor al trabajo (eso es sumamente importante) sino maestras y maestros comprometidos con la imperiosa labor de educar, si de educar en valores y humanismo pero también con aprendizajes y conocimientos que coadyuven al mejoramiento de las y los alumnos de México.
    Concluyo de manera tajante en este punto que si queremos maestras y maestros amorosos pero también los queremos bien preparados.

    2.- La evaluación docente debe acercarse a las escuelas del país donde las maestras y maestros día a día contribuyen al desarrollo de México con sus acciones en su desempeño docente. Es decir, privilegiar las relaciones del docente con el contexto escolar y social, interacciones, modos, cómo resuelve una situación problemática, etc.
    Y concluyo que el docente es el agente de cambio y aplicación de cualquier disposición de las autoridades y yo en lo particular apostaría a favor del buen trato, salarios dignos, infraestructura escolar, capacitación y actualización; por ende el SEN deberá preocuparse por atender las demandas del magisterio porque sien el apoyo de estos cualquier reforma está perdida y sin rumbo.

    ResponderEliminar
  9. No cabe duda que nunca es tarde para estudiar y seguir aprendiendo. Que mejor, hacerlo en una Universidad con profesionalismo y que brinda a sus estudiantes educación de calidad e interés social. Y de sus conferencias, agradecer el poder compartirlas, son un gran aporte para la preparación de cada uno de sus asistentes, espero pronto poder estar presente en alguna. Saludos!

    ResponderEliminar